EditorialCatálogoBlogComunidadPrensaNosotrosContacto
   
 

PRENSA


Un paseo poético y bilingüe por Nápoles

Maclein y Parker comienza el año 2016 con la publicación del poemario Las princesas no tienen nombre, de Silvia Rodríguez (Las Palmas de Gran Canaria, 1970). Se trata de la segunda referencia de Mirto, la colección de poesía de la editorial nazarena. Rodríguez se inspira en Nápoles para componer esta colección de poemas que dibujan los rincones de la ciudad al tiempo que realiza un recorrido emocional por la propia experiencia de la autora.

A medio camino entre el Vesubio y el Tirreno, entre la mitología, el cine y la camorra, Nápoles sirve de inspiración para este volumen, en el que cada poema, según la editorial, “se presenta como una suerte de tarjeta postal que evoca, a base de versos, los ambientes y los espacios del entorno, al tiempo que describe, en una simbiosis indivisible, el estado de ánimo de la poeta en su deambular por las calles de la ciudad”.

Un recorrido, prosigue, en el que confluyen cultura, historia, gastronomía, costumbres y, también, curiosidad, emociones, reflexiones. “Un paseo cualquiera. Un rincón cualquiera. Un momento cualquiera que, a ojos del poeta, pueden resultar cualquier cosa menos ordinario; más bien, un destello de inspiración, la excusa para reflejar lo vivido”, señala la editorial. Silvia Rodríguez pasó por la ciudad italiana de Nápoles impregnándose de cada uno de esos paseos, rincones, momentos, detalles convertidos ahora en poemas.

La presencia de la ciudad italiana es tan importante en la obra que Las princesas no tienen nombre verá la luz en una edición bilingüe, traducida al italiano por Claudia Parisi. Una forma de completar la experiencia de inmersión en el universo que Silvia Rodríguez propone.

04/03/16. La Semana. Enlace al artículo.


 
Facebook
 Twitter
 Instagram
 Linkedin
 Rss Blog